La nueva asociación Asolmex hace un llamado por mecanismos

 

05 de Junio del 2014

 

La recién creada Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex) ha expuesto sus propuestas para que se impulse el desarrollo de las energías renovables en México. La asociación destaca que el gobierno mexicano haya incluido recientemente 14 proyectos de energía solar en el programa de Infraestructura a 2018 y también pone de relieve el objetivo del gobierno de añadir unos 613 megavatios en proyectos solares en los próximos cuatro años. Asimismo, se muestra confiada en que la reforma energética, cuya legislación secundaria prepara en la actualidad el gobierno, sea favorable para el desarrollo de la energía solar en México.

Con motivo de su presentación, Asolmex ha planteado once recomendaciones para el gobierno. En primer lugar, la nueva asociación ha pedido una iniciativa de ley que marque la ruta de una transición energética en México, país en el que los combustibles fósiles cubren la mayor parte del mix energético.

La asociación pide asimismo que la empresa eléctrica Comisión Federal de la Electricidad (CFE) tenga una mayor participación en el desarrollo de la energía fotovoltaica. CFE es propietaria de varios parques solares piloto, una central de un megavatio de potencia en Santa Rosalía, en la penínisula de Baja California, la cual fue la primera central solar de megavatios que se puso en operación en México en 2012 y un parque solar de cinco megavatios en Mexicali que incorpora varias tecnologías fotovoltaicas. A pesar de que CFE se ha mostrado recientemente favorable a participar en proyectos fotovoltaicos, de momento la empresa eléctrica no ha hecho público ningún proyecto en concreto. CFE es propietaria de la mayor parte del parque generador en México.

Otro punto destacado es que se aumente la potencia máxima de las instalaciones de energías renovables bajo el esquema de medición neta de los actuales 500 kilovatios a cinco megavatios. El esquema de medición neta fue introducido en México en 2007, inicialmente para instalaciones con una potencia de hasta 30 kilovatios. Posteriormente la potencia máxima se amplió a 500 kilovatios. Este esquema ha tenido un notable éxito. A finales del año pasado el acumulado en instalaciones de energías renovables de medición neta, la mayor parte de ellas fotovoltaicas, se situaba en 27 megavatios.

Por otro lado, en relación al esquema de pequeño productor, Asolmex pide que se mantenga esta figura para los proyectos ya aprobados. Con la reforma energética que tramita el gobierno en la actualidad podría haber cambios en este esquema, bajo el cual proyectos fotovoltaicos que suman varios cientos de megavatios han sido aprobados por parte de la Comisión Reguladora de Energía (CRE). Asolmex también pide mayor transparencia en la formación del precio del Costo Total de Corto Plazo (CTCP).

La asociación destaca que en la actualidad unos 36 proyectos fotovoltaicos de gran escala se encuentran en operación o en las fases de construcción o desarrollo avanzado en México y ya cuentan con permiso de CRE. La mayor parte de estos proyectos han sido aprobados bajo el esquema de pequeño productor aunque también hay proyectos en la modalidad de autoabastecimiento. Los proyectos suman una potencia de unos 1.000 megavatios y supondrían una inversión de unos 2.300 millones de dólares estadounidenses.

México está posicionado a ser en los próximos años una de las principales regiones con mayor inversión solar en el mundo", afirmó el presidente de la asociación Héctor Olea durante la presentación de la nueva organización el pasado mes de mayo en el Congreso Internacional de Energía Renovable de México (MIREC). En relación a la reforma energética, Olea dijo que "una vez implantada la Reforma Energética propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto, ésta será un importante detonante de inversión en este sector (Redacción)